Una idea fácil, original, bonita y decorativa es decidirse por hacer flores de papel crepe para presentar nuestro de San Valentín.

Es una manualidad muy barata y sencilla. Sólo necesitamos unas tijeras, papel crepe de colores, pegamento. Con respecto a los colores en esta ocasión se aconseja el blanco que significa amor puro, el rosa, que significa amor inocente y juvenil, el rojo de la pasión y con un poco de verde que representa a la esperanza, cosa que no hay nunca que perder; y el naranja, que significa energía. En esta ocasión hemos escogido los tonos naranja y rosa.

Lo primero será cortar el papel crepe naranja en tres rombos y en papel rosa tres rectángulos pequeños que vendrán a ser los pistilos de la flor. Seguidamente presionamos por la mitad cada uno de los rombos de papel crepe, fruciéndolo y doblándolo.

El siguiente paso será pegar cada pétalo de la flor uno sobre otro.

Para hacer los pistilos solamente tendremos que hacer bolitas con el papel crepe rosa y quedará listo para pegar sobre las hojas de la flor.