Para este San Valentín te proponemos una manualidad muy dulce que requiere muy pocos elementos pero con la cual quedaras muy bien con esa persona especial.

Es un detalle ideal para aquellas personas golosas y no requiere de muchos materiales. Es una idea sencilla que puedes llevar a cabo en muy poco tiempo Los materiales necesarios son:

  • Cartulina rojo
  • Cartulina verde
  • Lápiz
  • Chupetines (la cantidad depende del número de manualidades que quieras armar)
  • Materiales para decorar
  • Barra de pegamento o algún otro adhesivo
  • Tijeras

Nuestro primer paso consiste en tomar la cartulina de color rojo y marcar un corazón en la misma, una vez marcado procedemos a cortarlo. Ten en cuenta que el tamaño del corazón deberá ser un poco más grande que el tamaño del chupetín para que el mismo no se salga por los costados.

Puedes escribir mensajes de amor, cada uno distinto, en los distintos chupetines que hagas. Además puedes decorarlos con un poco de purpurina o lentejuelas, o realizando algún pequeño dibujo con los materiales que tengas a manos (recuerda dejar secar bien).

Una vez listo procedemos a pegar los corazones a la envoltura de la golosina. Ahora tomamos la cartulina verde con la cual haremos las hojas de la flor. Doblamos esta cartulina por la mitad y la cortamos en forma de hoja por el lado doblado, de esta forma la hoja nos queda unida. Una vez listas las adherimos con la barra de pegamento a los palillos de los chupetines.