Ni imaginamos la de cosas que podemos hacer con los conocimientos que ya poseemos, quién no ha hecho alguna vez en su vida un barquito de papel, para refrescar la memoria presentamos estas imágenes.

Solo queda aconsejar utilizar papel de distintos colores, una varilla para el mástil que adornaremos con los motivos que queramos, recordando que los corazones son los más adecuados para el día de San Valentín.

Para que el sea completo, podemos rellenar el barquito con frutos secos, gominolas, caramelos…