Con la próxima llegada de San Valentín, el romanticismo se puede sentir en el aire, y existen pocas cosas más románticas que un iluminado solo con . Para conseguir esto aquí te dejamos unas simples instrucciones.

Para comenzar debemos cortar un metro de alambre de 1,2 mm de diámetro. Luego debemos darle forma a la base de la para que no se caiga, formando con las pinzas un espiral con un bucle.

Si quieres asegurarte de que es lo suficientemente estable, solo debes colocar la vela sobre la base que recién completamos. Posteriormente debes hacer tres pequeños pétalos, que ayudarán a la vela a mantener su verticalidad.

Si quieres darle un toque más original, también puedes pintar la vela del color que más te guste (rojo o rosa siempre son una buena apuesta).

Finalmente puedes completar la obra con una pequeña carta o mensaje para tu enamorado.