Si estamos buscando un romántico, fácil, dulce y hecho a mano para el Día de los Enamorados, una gran opción puede ser armar un cono con forma de paraguas y corazón.

Siguiendo este molde solo tendremos que imprimir al tamaño que deseemos, pasarlo a una cartulina y poner una cinta de seda o cordón de seda a los costados para que pueda servir de asa.

Ahora llega la parte dulce, ya que lo debemos llenar con caramelos, gominolas, frutos secos…, que en realidad pueden servir para esconder un regalito más caro en su interior.

Sin dudas este es un regalo muy original y le dará magia a la entrega de en San Valentín.