A veces queremos hacer un y ni tenemos tiempo ni dinero. ¿cómo solucionar el problema?, pues en San Valentín quedaremos fenomenal regalando algo con nuestra impronta y nuestra personalidad: una tarjeta original.
Podremos confeccionarla con:
  • Cartulina rosa
  • Fieltro rojo
  • Aguja
  • Hilo
  • Tijeras
  • Trincheta
  • Guata
  • Pegamento
Los pasos a seguir serán los siguientes:
se corta un rectángulo de cartulina rosa y se dobla a la mitad para formar la tarjeta; en una de las mitades se mitas recorta un circulo con la trincheta.
En fieltro rojo se recortan dos corazones del mismo tamaño que se unirán por el contorno y se rellenan de guata. Pegamos el corazón dentro de la tarjeta y nos aseguraremos de que pase por el circulo que recortamos.
Sólo queda escribir “Te” en la parte superior del circulo y “Mucho” en la parte inferior.