viernes, 29 de julio de 2011

Teléfono con vasos


Materiales: Dos vasos de agua de cartón plástico o dos vasos de yogur o dos latas, hilo tipo bramante o guita, dos palillos.

Vamos a hacer un teléfono, un sistema de comunicación a distancia sumamente sencillo, que incluso funciona entre un primer y un segundo piso, si es que se conectan adecuadamente.



Paso 1. Los vasos van a ser los auriculares de tu teléfono. Hay que hacer un agujerito en el fondo de cada uno.

Paso 2. A continuación, se pasa el hilo a través del agujero del fondo del vaso y se ata en un palillo para que no se suelte; también se puede hacer un nudo grueso que deberá permanecer en contacto con el fondo, estando el hilo tenso. Lo mismo se hace con el otro extremo del hilo.


Paso 3. El hilo o bramante debe quedar tenso, si se habla en un extremo, en el otro se oirá; del mismo modo que si se fija a la pared, el vaso hará de pabellón auricular gigante y en la otra habitación el receptor puede emitir contestando. El teléfono funciona cuando la cuerda está tensa y no toca o roza nada que suponga un obstáculo y que distorsione la onda acústica.